Saltar al contenido

Lubricantes Sexuales

Este tipo de productos son muy fáciles de encontrar, puedes buscarlo en farmacias o en nuestra tienda online con la máxima discreción. Su función es, como su nombre lo indica, lubricar el acto sexual. De esta manera la penetración será mucho más cómoda y agradable.

Existe un error al pensar que el lubricante sólo se utiliza para el sexo anal, la realidad es que hay un gran porcentaje de mujeres que no producen suficiente lubricante natural y es por esto que necesitan ayuda del lubricante artificial.

Mejores Precios en Lubricantes Sexuales

¿Que Lubricante Sexual elegir?

Al momento de elegir un lubricante debemos tener ciertos aspectos en cuenta, tales como:

  • Maximizar el placer: ciertamente el objetivo principal del lubricante es mejorar la sensación de la penetracion de esta manera el placer es mayor y el sexo se siente mucho mejor.

lubricantes sexuales baratos en oferta

Jugueteo previo: existen ciertos tipos de lubricantes que dan sensaciones calientes al momento de comenzar la fricción, estos pueden ser utilizados para un jugueteo previo y luego poco a poco, si es de tu agrado, irlos integrando en la penetración.

sexo anal

 

Elegir el adecuado: una vez que sepamos el uso que vamos a darle al lubricante, podremos adquirir el deseado. El lubricante más popular es el que está hecho a base de agua, sin embargo, la fricción hace que se vaya evaporando poco a poco así que quizás debas aplicarlo varias veces.

Por otro lado tenemos los lubricantes de silicona y aceite, los de silicona son un poco más densos así que será un poco más duradero, el problema es que no puede ser utilizado en conjunto con juguetes sexuales de silicona pues los echaría a perder; los lubricantes de aceite son los ideales para tener relaciones en el agua pues no se va a diluir, esto puede ser un arma de doble filo pues será difícil de remover una vez que terminemos de utilizarlo.

lubricantes para mejorar el orgasmo

 

Cuidados especiales: siempre debemos revisar los ingredientes del lubricante que hemos decidido utilizar, de esta manera estaremos seguros que no somos alérgicos a ninguno de los componentes. Por otro lado, una vez que hemos adquirido el lubricante, debemos guardarlo en un lugar fresco y seco; y siempre revisar su fecha de caducidad antes de utilizarlo.